¿Por qué deben hacer meditación los practicantes de Reiki?

  
A pesar de que el Reiki y la meditación pueden traer paz, serenidad y alivio, cada uno tiene su propia manera de funcionar.La antigua técnica de sanación japonesa de Reiki consiste en que un maestro o practicante de Reiki ponga sus manos en diferentes partes del cuerpo de una persona para infundir en aquellas partes lo que se conoce como “energía vital”, que fluye libremente a través del maestro y en su ser.
Cuanto mayor sea la energía de fuerza de vida, más enérgica, feliz y viva podrá sentirse la persona. Cuanto menor sea su nivel, más enfermiza, estresada y en mal estado se sentirá.
Mientras el Reiki utiliza una técnica específica transmitida de persona a persona, las técnicas de meditación varían todas en gran medida.
La meditación es un estado de profunda paz cuando la mente está alerta y aun asi tener lo que se puede llamar un estado de “conciencia sin pensamientos.”
Mientras que su mente está totalmente consciente del momento presente, en la meditación está completamente desprovista de todos los pensamientos inquietos que típicamente se arrastran a través de su cabeza.
Puedes alcanzar este estado mientras el cuerpo está completamente inmóvil, o en sus actividades diarias, mientras camina lentamente por la playa o en cualquier lugar, incluso en un tren de metro lleno de gente.
El propósito general es para aliviar el estrés, mejorar la calidad de vida y alcanzar el nivel de conciencia espiritual más alto.
Reiki y Meditación: un punto de encuentro
Debido a que no hay leyes que limiten lo bien que puedes sentirte, sin duda puede utilizar ambos métodos para beneficiar su cuerpo, mente y alma. Reiki y meditación pueden servir como ideales para uno y otro, trabajando juntos para producir una sensación general de bienestar y paz.
Hay muchas formas de meditación. Todas las formas tienden a calmar la mente mientras que traigan enfoque y atención a un aspecto de la existencia para que el espíritu pueda ser liberado. En el Zen, por ejemplo, se concentra la respiración para calmar “el parloteo” de la mente. El rosario también combina la oración repetitiva con la contemplación de los misterios del Evangelio para abrir el corazón a la devoción.
Los atletas y los artistas trabajan para entrar en estados de flujo (también conocido como “la zona”) para liberar su propio potencial físico o creativo. Lo que todas estas actividades (y otros como ellos) tienen en común es la sensación de “flujo” o “zona” (donde nuestra esencia parece entrar en un foco puro, donde la vida se vuelve vibrante, viva y agradable, donde nuestras personalidades y los egos se hacen a un lado y que permite la conexión con el mundo que nos rodea).
Hay estudios que describen las ondas cerebrales de los receptores de Reiki: son muy similares a los que han tenido una gran cantidad de experiencia (y por lo tanto un alto grado de éxito) con la práctica de meditación.
Es importante tener en cuenta que no hay un éxtasis con la práctica de Reiki, que es mucho más fácil de lograr que los estados similares a la meditación a solas. El Reiki da una conexión profunda y pacífica a “todo-lo-que-es”, así como una profunda conexión con el yo y las personas que son tratadas por un maestro Reiki. Dan curación, compasión y la gracia con cada sesión.
Beneficios
El Reiki ofrece cosas que la meditación por sí solos no pueden proporcionar (independientemente de la forma de meditación que se practique). Reiki también proporciona la curación y la transformación como una parte del proceso y el resultado esperado.
La mayoría de las formas de meditación proporcionan esto también, pero no como un hecho, como algo que puede o no puede suceder con una larga práctica, o dedicación. La conexión con la Fuente (energía vital) que proporciona la práctica de Reiki significa que esta transformación y curación es simplemente parte del proceso de este regalo se ofrece como una cuestión de gracia.
Sin embargo, la práctica de una forma de meditación es con muchísima seriedad, y sólo servirá para agregar nuevas mejoras a sus habilidades como practicante de Reiki o añadir a la sanación que recibe como cliente. Estar cómodo en ese estado de flujo permite una mayor paz en todos los ámbitos de la vida. Por su parte, ser capaz de hacer a un lado sus penamientos y centrarse sólo en la respiración, como se practica en el Zen, ayuda a tener el mejor control de los pensamientos y dejar el ego a un lado como practicante de Reiki.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s